A pesar del parón económico por la declaración del estado de alarma, las contrataciones en la actividad del trabajo vertical están siendo al alza. La Asociación Nacional de Empresas de Trabajos Verticales (ANETVA) ha publicado –y sigue haciéndolo– ofertas de trabajo vertical durante estos dos últimos meses. “En este sentido, los trabajos verticales, al ser una actividad transversal y por tanto estar presente en muchos sectores y actividades, ha hecho que muchas empresas asociadas que operan en sectores esenciales sigan con su actividad, lo que ha motivado la necesidad de contratación de personal y su formación”, confirma David Cendal, director gerente de ANETVA.

Una pequeña ventana al optimismo en el oscuro panorama al que se ha visto abocado la actividad de trabajo vertical durante la crisis del COVID-19. “Por la parte de las empresas que han podido mantener una cierta actividad sí que es una noticia positiva, pero en el otro lado de la balanza, el de las que han tenido que parar su actividad y aplicar medidas laborales difíciles, no podemos decir que en general la situación sea ‘positiva’. Todo lo contrario, la observamos con mucha preocupación”, explica David Cendal.

 

Interlocución a través de las organizaciones empresariales

Han sido muchas más las empresas de trabajo vertical que se han visto obligado a parar que las que han podido mantener la actividad. La mayoría de las empresas asociadas se han acogido a expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE). Desde el pasado 14 de marzo, cuando el Gobierno decretó el estado de alarma, ANETVA ha facilitado a las empresas asociadas toda la información en cuanto a las normas legales que ha ido aprobando el Estado en materia laboral. “Hemos dado una explicación breve de estas, pero son los gestores o departamentos correspondientes de las empresas las que han tomado sus decisiones en esta materia”, señala nuestro director gerente.

La labor de ANETVA es defender los intereses de sus asociados como establecen sus estatutos y en ello siempre se ponen todos los esfuerzos. Además, en prestar información, asesoramiento y servicio en muchas materias de interés para la actividad de trabajos verticales que desarrollan las empresas. A través de las organizaciones empresariales a las que pertenece, ANETVA también ha trasladado las reivindicaciones de sus asociados a las administraciones públicas. “Entendemos que la interlocución que se hace directamente con la administración pública, entidades y organizaciones público y privadas o a través de organizaciones empresariales en la que participa o colabora están siendo escuchadas, aunque otra cosa, como es lógico, es que se consiga la finalidad pretendida”, admite Cendal.

Las empresas de trabajo vertical ofrecen ofertas de empleo aunque la situación sigue siendo “preocupante”, según ANETVA

Deseos de recuperación rápida y efectiva para todos

Antes del COVID-19, el trabajo vertical atravesaba un extraordinario momento en España, tanto por la demanda de trabajadores como por el crecimiento de las empresas, incluso internacionalmente. Ahora, en cambio, la situación es, por lo menos, delicada. Inevitablemente, surge la comparación con la crisis económica de 2008. “La actividad de los trabajos verticales se vio afectada en la crisis del 2008 de manera importante, pero por ser una actividad transversal se mantuvo y la superó mucho mejor que otras actividades y sectores, aunque no sin dificultades y consecuencias”, relata David Cendal.,

Ahora, pese a que es difícil hacer predicciones, y más sin haber salido de la situación o del estado de alarma, ANETVA cree también que el trabajo vertical volverá a superar las dificultades. “Dado que la realización de trabajos temporales en altura para realizar instalaciones, mantenimientos, rehabilitaciones, reparaciones entre otras, en diferentes lugares con técnicas de acceso y posicionamiento mediante cuerdas se va a seguir realizando, no a lo mejor con el volumen anterior a la declaración del estado de alarma, pero si al ser una actividad necesaria y profesional”, advierte nuestro director general.

Aunque, como advierte Cendal, es imprescindible que “por parte de las autoridades públicas se pongan los medios y acciones adecuadas que faciliten una recuperación de las empresas y del mercado laboral”. En ello, ponemos nuestros mejores deseos, para que “la recuperación sea rápida y efectiva para todos”.