ANETVA en su papel como agente social y de representación de las empresas de trabajos verticales ante la situación de estado de alarma decretada por el Gobierno el pasado día 14 de marzo está en permanente contacto con sus asociados, manteniéndoles puntualmente informados de las medidas legislativas que está tomando este, de conformidad con lo dispuesto en el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo y los RD 464/2020 y 465/2020 que lo modifican, y por el que se declara el estado de alarma en España.

A parte de esta información legislativa, por parte de la asociación se está puntualmente informando a sus asociados sobre los criterios interpretativos de las medidas recogidas en dichos normas, como por ejemplo los criterios operativos sobre el Coronavirus de la Dirección General de Trabajo, la informaciones que facilita sobre la cotización y suspensiones la Tesorería General de la Seguridad Social, las notas de prensa del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones sobre las medidas aprobadas sobre el Coronavirus, los procedimientos de actuación para los servicios de prevención de riesgos laborales que ha publicado el Ministerio de Sanidad, los cuales son actualizados en pocos días, así como los consejos directrices y pautas a seguir para que las empresas asociadas actúen dentro de las normas y decisiones tomadas y que afectan al marco laboral y empresarial, incluidas las medidas de prevención de seguridad y salud en el trabajo.

Además, ante la pandemia del coronavirus, estamos transmitiendo a los asociados todas las indicaciones y las informaciones que trasladan la autoridades sanitarias, así como el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES).

Especialmente, una vez conocido el Real Decreto-Ley 8/2020 de 17 de marzo, estamos asesorando igualmente acerca de las medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19, incluidas las “medidas de flexibilización de los mecanismos de ajuste temporal para evitar despidos”.

Nuestro Departamento Jurídico está haciendo una encomiable labor de consultoría sobre los procedimientos de ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo), tanto por cese de la actividad laboral por causas de fuerza mayor, y como se debe proceder para su justificación y consiguiente comunicación, en base a los criterios que da la Inspección de Trabajo, así como por los expedientes temporales presentados para reducción de plantilla por causas técnicas, organizativas o de producción.

En ambos casos, se asesora a la empresa asociada, tomando como premisa que la actividad de construcción, según los CNAE vigentes no está limitada por el RD 463/2020 que decreta el estado de alarma, lo que origina a las empresas de nuestra actividad muchas preguntas, incertidumbres y dudas de cómo proceder ante la paralización de las obras, la negativa del personal a ir a su puesto de trabajo por miedo al contagio, las medidas de seguridad y salud a adoptar y cómo afrontarlas, entre otras muchas cuestiones.

Además, se les informa de las repercusiones y consecuencias de la adopción de un tipo de ERTE u otro, así como de las medidas de adoptadas por el Gobierno para poner a disposición de las empresas líneas de avales y garantías públicas, entre otras ayudas, si bien, sobre la base de que valoren su situación financiera a corto y medio plazo. Igualmente, se les informa de las medidas que se están adoptando en materia de tributos, en particular sobre los aplazamientos de los plazos de los procedimientos, recursos, solicitudes ante la Agencia Tributaria, presentación de escritos, entre otras cuestiones tributarias.

Asimismo, nuestros asociados están siendo informados al detalle de las novedades legales relativas a la prevención de riesgos laborales, al teletrabajo y la movilidad en los espacios públicos, y de manera específica como justificar los desplazamientos de los trabajadores a su puesto de trabajo, para lo cual se les facilita modelos de certificación.

Las empresas asociadas tienen así cumplida información sobre todos los procedimientos de actuación –empresariales, laborales, de seguridad y salud pública– puesto en marcha por las administraciones públicas durante esta crisis sanitaria.

ANETVA, como miembro de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), está también trabajando estrechamente con esta organización, a la hora de conocer y contrastar la realidad de las empresas del sector de la construcción y en particular de la actividad de los trabajos verticales. Y, por tanto, transmitiendo a sus asociados continuas circulares que desde esta se redactan y envían a sus miembros, sobre cómo está afectando a las empresas la declaración del estado de alarma por el COVID-19 en áreas tan importantes para la construcción como son las adjudicaciones públicas, la paralización o suspensión de las obras, la dilación de la contratación activa, la aplicación de la legislación laboral y fiscal, la exigibilidad de medias de prevención, seguridad y salud y su cumplimiento, las actuaciones para justificar los expedientes de regulación de empleo por causas de fuerza mayor, como efectuar despidos de trabajadores si ellos es necesario o como mantener el empleo de los mismos, entre otras cuestiones.

ANETVA como patronal de la actividad de los trabajos verticales está trabajando, y lo seguirá haciendo, en seguir dando una respuesta sobre todas estas cuestiones, aclarando todo tipo de dudas, siempre que sea factible y posible, que conlleva la crisis sanitaria y el presente de las empresas de trabajos verticales asociadas.